La caipirinha o caipiriña es un refrescante cóctel que nos transporta a las exuberantes tierras brasileñas. Es el cocktail más tradicional y famoso de Brasil, hasta el punto de que en 2003 fue declarado por el gobierno de ese país como bebida típica nacional.

Este cóctel es, de hecho, uno de los más bebidos del mundo, solo superado posiblemente por el famoso mojito cubano. Pero es que además es muy fácil de preparar -siempre que cuides algunos secretos sobre cómo preparar la caipirinha, que te vamos a contar aquí- y perfecto para tomar en verano. ¿Se te está haciendo ya la boca agua? ¡Pues vamos con la receta!

¿Cuáles son los ingredientes de la caipirinha?

Antes de hablar de qué lleva la caipiriña, es importante subrayar que este cóctel se prepara con cachaza o cachaça: un destilado de jugo de caña de azúcar o “garapa”, típico de Brasil; es pues un tipo de ron, pero que tiene cierto toque amargo que lo hace inconfundible y que sirve para equilibrar muy bien el sabor del azúcar y la lima. Esto hay que tenerlo claro: sin cachaza no hay caipirinha, y este es su principal ingrediente secreto para elaborar una auténtica.

Una vez que hemos conseguido una cachaza de calidad, veamos cuáles son todos los ingredientes:

  • 60 ml de cachaza blanca
  • Una lima partida en cuartos
  • Una cucharadita de azúcar moreno
  • Hielo Cocktail Ice de Cubers
  • Un rodajita de lima de adorno
    Ingredientes de la Caipiriña.

    Ingredientes de la Caipiriña.

Cómo preparar la receta de la caipirinha

Vistos los ingredientes, ¿cómo se hace la caipirinha? Esta bebida hay que prepararla directamente en el vaso, que en principio debe ser de tipo Old Fashioned (bajo y ancho), aunque también se puede beber en un vaso más largo. Estos son los pasos a seguir:

  1. Preparar la lima: Lava bien la lima y asegúrate de que esté completamente limpia, ya que utilizarás su cáscara en la bebida. Puedes frotarla suavemente con agua y un cepillo para eliminar cualquier residuo.
  2. Corta la lima en cuartos: Primero corta la lima a la mitad, luego cada mitad en cuartos. Esto ayudará a extraer mejor el jugo y los aceites esenciales durante el macerado. El corte debe ser longitudinal para extraer la parte blanca central, que es amarga. Coloca los trozos de lima en un vaso ancho y resistente.
  3. Añadir azúcar: Espolvorea el azúcar y agrega dos cucharaditas directamente sobre los trozos de lima. El azúcar no solo endulza la bebida, sino que también ayuda a extraer el jugo y los aceites de la cáscara al macerar.
  4. Macerar: Usa un mortero o un mazo de cóctel, aplasta suavemente los trozos de lima contra el fondo del vaso. La idea es extraer tanto el jugo como los aceites de la cáscara, pero sin romper demasiado la pulpa. Esto liberará un aroma fresco y cítrico, que es fundamental para el sabor de la caipiriña.
  5. Añadir la cachaça: Agrega 60 ml de cachaça y viértela sobre la mezcla de lima y azúcar. La calidad de la cachaça es crucial, ya que es el ingrediente principal que define el carácter de la caipirinha. Puedes añadir menos cantidad si quieres un cóctel más light, con menos alcohol.
  6. Agregar hielo: Llena el vaso con abundante hielo picado. Usa hielo picado como Cocktail Ice en lugar de cubitos grandes, de esta forma logras que la bebida se enfríe rápidamente y que los sabores se mezclen de manera más efectiva. El hielo picado también diluye la bebida ligeramente, lo que puede hacer que sea más agradable de beber.
  7. Mezclar: Utiliza una cuchara larga para mezclar bien todos los ingredientes. Asegúrate de que el azúcar se disuelva completamente y que el jugo de lima y la cachaça se integren perfectamente con el hielo. Esto asegurará un sabor uniforme en cada sorbo.

Importante: se debe beber con unas pajitas desde la parte inferior del vaso. Si bebemos directamente desde la parte superior del vaso estaremos bebiendo solo cachaza; pero la gracia está en la combinación bien fría que obtenemos al beber desde el fondo, ya que van mezclándose las limas, el azúcar, la cachaza y el hielo.

caipiriña-mortero

Típico mortero o muddler para elaborar la caipirinha majando los cuartos de lima con azúcar.

La caipiriña es un cóctel ideal para refrescarse al caer la tarde, aunque también sirve de aperitivo a cualquier hora del día. Los brasileños suelen tomarla para acompañar la “Feijoada”, un plato típico consistente en un guiso de carne y frijoles, que marida perfectamente con esta bebida.

Variantes de la caipiriña

Cómo es habitual con este tipo de cócteles, existen múltiples variantes según cambiemos la base alcohólica o la fruta que utilicemos. La primera variación es que se puede usar cachaza añejada en vez de blanca y azúcar moreno. Las variantes más conocidas son:

  • Caipiroska: con vodka en vez de cachaza.
  • Caipimojito: es un mojito al que cambiamos el ron por cachaza.
  • Caipisake: utilizando sake japonés.
  • Caipirissima: usando ron como licor principal en lugar de cachaça.
  • Caipirita: una margarita a la que cambiamos el tequila por cachaza.
  • Caipirila: una caipiriña elaborada con tequila.
  • Caipirinha de fresa: variante afrutada con fresas frescas para darle un toque dulce.
  • Caipirinha de maracuyá: variante tropical para darle un toque exótico.

Historia de la Caipiriña

La palabra caipirinha viene de la combinación de otras dos palabras: «caipira», como se denomina a los pobladores de la zona rural boscosa de Brasil; y «Curupirinha», que es como se conoce a una especie de genio maligno que habita en los bosques. “Curupira” es el diablo místico del bosque. Si unimos los dos conceptos tenemos una visión de los efectos que el abuso de esta bebida puede producir: convierte a las personas en duendes alborotadores.

El origen de la caipiriña y la cachaza se remonta a la época de la esclavitud y al cultivo de caña de azúcar en el estado de São Paulo. Los esclavos recibían los restos de la recolección de la caña, y de la destilación obtenían cachaça, que tomaban para soportar las largas jornadas de trabajo y el frío.

cachaza-caipiriña

Diferentes marcas de Cachaza, licor típico de Brasil.

Con el tiempo las clases más pudientes y de terratenientes empezaron a mezclar la cachaza con zumos de frutas en lo que se conocía como “batidas”, que eran las predecesoras de la caipiriña, siendo la más popular la que empleaba zumo de lima: estas bebidas se servían como cóctel en fiestas y eventos importantes. A partir de aquí el cocktail fue evolucionando, y ya en el siglo XIX se le añade el hielo para servirlo bien frío y es cuando comienza a llamarse caipirinha.

 

Con toda la información que te hemos dado, ya sabes mejor que nadie cómo preparar una rica y auténtica caipirinha brasileña, y de paso dejar a todos estupefactos hablando sobre los secretos y sus orígenes en el lejano y exótico Brasil. Ya sabes: una buena cachaça, unas limas, Cocktail Ice de Cubers… ¡Y que comience la fiesta!

Saúde!