Aquí van un dato: Según el nuevo informe de la OMS (la Organización Mundial de la Salud), las emisiones de gases tóxicos en las ciudades del mundo han vuelto a aumentar un 8% en solo cinco años.
Con esto queda demostrado que el cambio climático sigue siendo una amenaza para nuestra sociedad y la sostenibilidad es una tarea pendiente para muchas personas. Hoy te contamos cómo puedes reducir el impacto ambiental en las decisiones de tu día a día. En este caso, te damos 4 tips para aprender a escoger hielo premium ecológico.

 

 

1. Verificar la fuente de agua 

El primer paso para determinar si un hielo es ecológico es investigar la fuente de agua utilizada en su producción. Un hielo verdaderamente ecológico proviene de fuentes de agua sostenibles y renovables, como en nuestro caso. En Cubers nos encargamos de la eliminación del cloro e impurezas, el PH, ozonizado y la desinfección con rayos ultravioleta.  

 

2. Proceso de producción sostenible  

La forma en que se produce el hielo también puede indicar su nivel de sostenibilidad. El sistema de producción del hielo premium ecológico de Cubers es mucho más eficiente que el de las máquinas de los bares o el que se hace en el hogar. Cada kg de hielo envasado por nosotros consume tres veces menos electricidad. Hay que tener en cuenta además que el hielo envasado funciona como si fuera una pila (reduce el consumo de los congeladores donde se introduce).  

Aquí datos que lo verifican: 

Máquinas de los bares: 0,4KWh/Kg
Congeladores de los hogares: 0,5KWH/Kg
Hielo envasado por Cubers: 0,12KWh/kg  

Además, un porcentaje importante de la electricidad que consumimos está generado por energía solar, mediante el uso de paneles dispuestos en los techos de nuestras fábricas. En Cubers nos tomamos muy en serio el impacto ambiental que tiene el hielo en nuestro planeta y trabajamos para que la sostenibilidad esté en el centro de nuestra estrategia.   

 

3. Embalaje 

El embalaje del hielo premium ecológico también son aspectos importantes que considerar al evaluar su ecología. En Cubers, el reciclaje en el embalaje no es una opción, nuestros envases están fabricados con polietileno de baja densidad, completamente reciclable.  

4. Certificaciones y sellos ecológicos 

Otro indicador importante de la ecología de un hielo son las certificaciones y sellos ecológicos que pueda tener. Buscar estos sellos en el empaque del producto es una señal de que la marca se preocupa por el impacto ambiental del hielo. En nuestro caso, contamos con certificados con ISO14001 en nuestra fábrica de Ávila. 

 

En conclusión, en Cubers nos tomamos muy en serio nuestra responsabilidad medioambiental en el ejercicio de nuestra actividad. Somos conscientes de que el medio ambiente necesita una consideración urgente, por eso desarrollamos programas de ahorro de energía, reciclaje y reducción de residuos. Además, elegir un hielo premium ecológico no solo es beneficioso para el medio ambiente, sino también para nuestra conciencia como consumidores. Al prestar atención a la fuente de agua, las certificaciones, el proceso de producción, el embalaje y el compromiso con la sostenibilidad, podemos tomar decisiones más informadas y contribuir a un futuro más sostenible.