El Tequila Sunrise es un cocktail icónico que evoca imágenes de amaneceres tropicales y vacaciones en la playa. Con sus vibrantes colores que imitan un amanecer, este cóctel es una delicia que atrae todas las miradas. Surgido a principios del siglo XX, a lo largo de los años ha ido ganando cada vez más popularidad en todo el mundo, especialmente en los años 70, cuando fue adoptado por bandas de rock como los Rolling Stones durante sus giras. ¿Te hemos dejado buen sabor de boca? Pues sigue leyendo porque vamos a darte todos los detalles sobre los ingredientes, la receta, sus variantes… Y algunas curiosidades sobre su historia.

Ingredientes del Tequila Sunrise

Verás muchas recetas en otros sitios, pero nosotros vamos a darte los ingredientes del auténtico cóctel Tequila Sunrise según la International Bartender Association:

  • 60 ml de tequila
  • 120 ml de zumo de naranja
  • 20 ml de granadina
  • 6 cubitos de Hielo Classic Ice Cubers
  • Una rodaja de naranja para decorar
  • Una guinda al marrasquino para decorar

Como ves son ingredientes sencillos, y esa es precisamente la parte más atractiva de este cóctel: su sencillez, pero con una combinación de sabores que crea una bebida refrescante y deliciosa. Puedes aumentar la cantidad siempre que se conserve la proporción de la receta oficial internacional: tres partes de tequila, seis partes de zumo de naranja y una parte de granadina.

Receta del cóctel Tequila Sunrise original

Si sus ingredientes son sencillos, la preparación del Tequila Sunrise es también muy fácil se puede realizar en pocos minutos. Sigue estos pasos para elaborar el cóctel:

  1. Enfría un vaso largo (tipo Highball) añadiendo el hielo.
  2. Vierte los 60 ml de tequila en el vaso.
  3. Añade los 120 ml del zumo de naranja.
  4. Con mucho cuidado, ve añadiendo poco a poco los 20 ml de granadina, permitiendo que se asiente en el fondo del vaso para crear el efecto de «amanecer».
  5. Decora el vaso con una rodaja de naranja y una guinda al marrasquino.

La parte en la que se añade la granadina es precisamente la más delicada, puesto que el atractivo de este cóctel está en evitar que se mezclen ingredientes y colores. Debe servirse así, sin mezclar, para mantener su distintivo efecto visual de degradado.

Receta del cóctel Tequila Sunrise

Cóctel Tequila Sunrise

Variantes del cocktail

Aunque el Tequila Sunrise original es como hemos visto todo un clásico, existen múltiples variantes que puedes probar para experimentar con diferentes sabores:

  • Tequila Sunset: similar al Sunrise, pero usa zumo de arándano en lugar de granadina para un efecto de atardecer.
  • Acapulco Sunrise: añade un toque de ron de coco al mix para un sabor más tropical.
  • Frozen Tequila Sunrise: licúa los ingredientes con hielo para crear una versión granizada.
  • Aperol Sunrise: se sustituye la granadina o la crème de cassis con licor Aperol.
  • Caribbean Sunrise: se sustituye el tequila completamente por ron.
  • Vodka Sunrise o Russian Sunrise: se usa vodka en vez de tequila.
  • Southern Sunrise: se emplea licor Southern Comfort en vez de tequila.
  • Versión dietética: la granadina se sustituye por zumo de arándano rojo, que tiene menos calorías.
  • Amaretto Sunrise: en este caso se utiliza Amaretto en vez de tequila.
  • Florida Sunrise: se añade por igual zumo de piña y de naranja a la mezcla.
  • Red Sea Sunrise: es una versión sin alcohol, añadiendo limonada en vez de tequila.
  • Pisco Sunrise: versión peruana del cóctel, sustituyendo el tequila por aguardiente Pisco.

Como puedes comprobar las variantes del Tequila Sunrise son muchísimas, ¡aquí solo hemos citado las más conocidas! Estas variaciones mantienen la esencia del cóctel -sobre todo su presentación con “efecto amanecer”- pero al mismo tiempo añaden su propio toque distintivo, en función del país o las preferencias de quien lo elabora.

Historia y curiosidades del Tequila Sunrise

La historia del cocktail Tequila Sunrise está llena de anécdotas. La mayoría de las teorías apuntan a que esta bebida nació en el Hotel Arizona Biltmore, en Phoenix (Estados Unidos), durante los años 30 o 40. Un cliente habitual del bar del hotel al que le gustaba mucho el tequila, pidió al barman que le preparase una bebida refrescante para llevársela a la piscina; el requerido en cuestión, un tal Gene Sulit, echó mano de la imaginación y le preparó en un vaso largo una mezcla de tequila, licor de cassis, zumo de limón y agua con gas. Este fue el primer Tequila Sunrise de la historia.

Entonces, ¿cómo se llegó a la receta que conocemos hoy día? Lo cierto es que la versión que nos es familiar en la actualidad se popularizó en los locos años 70 gracias a la famosa banda de rock The Rolling Stones. Mientras el grupo se relajaba en el Trident Bar de San Francisco, pidió que les sirvieran un Tequila Sunrise. Aquella versión que les sirvieron a base de tequila, zumo de naranja y granadina les gustó tanto, que bautizaron su gira de 1972 como “Tequila Sunrise Tour” -una publicidad impagable para el cocktail- y se cuenta que antes de cada concierto la banda se tomaba uno de estos cócteles.

Aquella fusión con el Rock & Roll convirtió al Tequila Sunrise en un cocktail icónico, símbolo de toda una época y de una forma de entender la vida. Esto unido a la sencillez de sus ingredientes y su preparación -lo que lo hace accesible tanto para profesionales como para simples aficionados- lo han convertido en una bebida enormemente popular, ideal para disfrutar en cualquier fiesta, en una reunión de amigos, o -cómo no- en una relajada tarde de verano a la que queramos darle un toque de alegría y color… ¡Con mucho hielo!